Saltar al contenido

FORTALECIENDO LOS LAZOS LASALLISTAS: Primer Encuentro De Egresados, Huellas Que Trascienden

Después de un largo tiempo sin encontrarnos los egresados vuelven al Juan Luis Londoño, una oportunidad para resignificar la vida de aquellos que en algún momento llenaron de alegría los rincones de esta casa común. Espacios que marcan y reactivan el vínculo escuela-egresada/os, donde compartir e intercambiar saberes y experiencias, representa la posibilidad de conocer el impacto que deja el legado lasallista en las juventudes de Bogotá, sin duda rememorar es aportar a la construcción y transformación de la sociedad, de una casa, que recoge dichos saberes para que sean el epicentro de la mejora continua y el impulso para demostrar que la Utopía si es un sueño posible.

En algunos relatos de los egresados se puede evidenciar el impacto que deja la formación lasallista en la vida de los estudiantes:

La Salle me permitió darme de cuenta de las habilidades comunicativas que tenía, es por eso que empecé a ver algo de la carrera que hoy estudio en mi diario vivir. A parte me permitió conocer el servicio como parte esencial de la vida, ya que hay que conocer realidades para transformar este mundo que poco a poco seguimos construyendo. (Juan Sebastián Santos Ramírez, promoción 2021)

La formación Lasallista en el desarrollo de mi proyecto de vida ha aportado: 1. Los valores, entre ellos: fe, fraternidad, servicio, justicia y compromiso. 2. La vocación debido a que soy docente en formación. 3. El interés por aprender y por descubrir nuevos horizontes. 4. La pasión por leer, aprender y enseñar. (Santiago Alexander Solarte Rodríguez, promoción 2018)

El egresado como protagonista de la casa común, es fuente sustancial para analizar la pertinencia del proceso educativo, sus reflexiones teórico-prácticas, guían las estrategias para implementar planes de mejora continua, encaminados al cumplimiento de la misión institucional. Fortalecer en los estudiantes la responsabilidad social con vocación de servicio, necesariamente conlleva a pensar en el sentido de pertenencia con los lugares por los cuales transitan, para dejar el legado de las comunidades lasallistas, un aporte que día tras día se cultiva para que los niños, niñas y jóvenes del país sean actores conscientes de su presente.

A partir de la práctica de la fe, la fraternidad, el compromiso, el celo/ardiente, la justicia y el servicio a los demás, identidad de la familia lasallista; se contribuye a la consolidación de procesos educativos integrales, tendientes a la formación de generaciones de conocimiento que fomentan el cuidado y respeto por el otro, desde una mirada holística.

Como comunidad educativa forjadora de sueños seguiremos fortaleciendo lazos desde el encuentro humano con los egresados, lo que nos permite permanecer unidos, para reconocer las experiencias y testimonios que hacen parte del legado Indivisa Manent- “Lo Unido Permanece”.

 

 

Equipo Dpto. Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *